Angola : Après 40 ans de guerre, quel chemin pour la reconstruction ?

Por Sofí Navarro

 

6 de mayo de 2009

A. de la Valette, ex diplomático y consultor en inversiones para África austral y América latina

Proyecto colectivo: AngolAgora

La conferencia de A. de la Valette no fue la de un académico; no parecía tener notas, ni plan, sólo un mapa de Angola. Su tono, muy pedagógico cuando explicaba flujos y fracturas geográficas sobre su mapa, fue el resto del tiempo bastante informal. Se reía y hacía reír a un público que, aunque no llenaba el Anfi Bolívar, estaba atento. Tampoco se puede decir que haya sido la de un hombre de negocios que hubiera dejado de lado historia y política para concentrarse en los dilemas de la inversión en el sector inmobiliario, la exportación de oro negro o la atribución de créditos y tractores. Fue una intervención subjetiva y atrevida; no dudó en presentar una gama muy amplia de personajes y temas, acompañándolos muy seguido de digresiones. De Savimbi hasta Benedicto XVI. Desde la historia de la esclavitud, hasta los “mitos” de la Revolución de los claveles.

Empezó describiendo el contexto del país. La zona dinámica del territorio, la de la costa, donde se encuentra Luanda; la riqueza en recursos naturales, con los hegemónicos diamantes y petróleo (haciendo un paréntesis para subrayar el potencial de Cabinda como pequeño Kuwait); algunos de los principales grupos étnicos que han jugado un papel dominante en la historia, kongo y mbundu, deteniéndose en una pequeña explicación sobre el umbundu como lengua comercial. Hasta ahí, todo bastante neutro. Luego, en varias ocasiones quiso acabar con algunas ideas fruto de lo que, a su juicio, había sido una reescritura poco acertada de elementos clave de la historia. Entre ellas, que la esclavitud vino a esta región con la colonización; recordó entonces que ésta era una práctica que la mayoría de las poblaciones indígenas ya imponían para someter a sus enemigos, como castigo a prisioneros de guerra o criminales, y que los colonizadores sólo llevaron a una forma más “industrial”. Otra fue la de una revolución del 25 de abril apoyada por el pueblo, apuntando que ésta fue la obra de paracaidistas y soldados, mientras que el miedo inmovilizaba al resto de los portugueses. Y fue justamente refiriéndose a la historia de Portugal que hizo el comentario más arriesgado, que evidentemente sorprendió a algunos, ya que calificó el régimen de Salazar de “soft”, sin por lo tanto justificar esta afirmación.

Sobre la redistribución de tierras, subrayó que era un error sustituir a los grandes propietarios por pequeños, ya que estos últimos sólo veían por sus intereses particulares y no le sacaban tanto provecho a la tierra. Otro punto importante de su discurso fue el de decir que el gobierno angoleño se ha moderado, arrepentido de los errores del pasado. Aquí contó que el mismo gobierno del presidente dos Santos que había mandado poner una placa en homenaje a Lenine, al pie de un monumento, la había retirado para poner en su lugar a un héroe del medioevo lusitano. Que los angoleños ya no eran tan ateos como antes. Que de la reciente visita del papa lo que se retuvo fueron las declaraciones a favor de la lucha contra la corrupción, ya que el escándalo del preservativo sólo lo habíamos vivido en Europa…

En cuanto al futuro del país, una idea interesante: que el modelo de Angola es Brasil, como potencia emergente, pero también como “democracia racial” (un mito que no discutió), pero un país que, según él, sólo apunta la mirada hacia el norte. Una indiferencia que, como sabemos, ha ido desapareciendo con el gobierno de Lula da Silva.

Quizás, algunos habrán pensado que el conferencista dio una visión caricaturizada de la Angola heredera de la victoria del MPLA, mientras que otros habrán respetado su versatilidad y sinceridad desenvueltas.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s