Argentina: Un nuevo tipo de crisis

“Vengo, por la presente, a denunciar la existencia de un plan delictivo destinado a dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní… y a denunciar que la decisión deliberada de encubrir a los imputados (…) fue tomada por la cabeza del Poder Ejecutivo Nacional, Dra. Cristina Elisabet Fernández de Kirchner e instrumentada, principalmente, por el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Sr. Héctor Marcos Timerman. »

La historia es digna de la mejor y más descabellada novela policial.

El 14 de enero el fiscal Alberto Nisman denunció que la presidente y su canciller habían encubierto a Irán en el caso de los atentados perpetrados contra la comunidad judía argentina en 1994. La denuncia del fiscal, quien poco después de su denuncia declaró que su vida estaba en riesgo  (“yo puedo salir muerto de esto”), fue tan  grave como clara.

Cuatro dias despues, el domingo 18 de enero, un día antes de que presente el caso completo ante el Congreso Nacional, Nisman fue encontrado muerto en su casa, con un disparo en la sien.

Nisman fue durante más de  10 años el principal investigador del mayor ataque terrorista de la historia argentina cuando un autobomba destruyó la mutual judía AMIA, dejando 85 personas muertas y 300 heridas. El ataque al AMIA se produjo dos años después de un atentado a la embajada de Israel en Argentina (29 muertos y 242 heridos).Cabe remarcar que la comunidad judía argentina es la más numerosa de Latinoamérica y la quinta mayor del mundo.

Las razones de tales acciones por parte de la mandataria no son difíciles de imaginar: en plena cesación de pagos de parte de la deuda, con problemas en la balanza comercial y crisis energética, el petróleo iraní a un precio accesible pareció ser suficientemente atractivo como para dejar de lado un proceso judicial que lleva más de 20 años estancado.

Por desgracia, esto último no es ninguna teoría. En 2013 el Gobierno de Fernández de Kirchner firmó un Memorándum de Entendimiento con Irán para « avanzar en la investigación del atentado a la AMIA », tal cual fue anunciado. El acuerdo fue rechazado por  gran parte de la población y declarado inconstitucional por la justicia argentina. Finalmente, fue el Gobierno de Irán el que no aprobó el memorándum cuando el Gobierno fracasó en facilitar el retiro de los nombres de los principales perpetuadores del atentado de la lista roja de Interpol.

Toda esta macabra historia, con informes y contra informes de servicios de inteligencia “leales” y “traidores”, puso de manifiesto la crisis institucional de la Argentina. La vergonzosa reacción de Cristina Fernández, tanto en la forma como en el fondo, ante al asesinato del fiscal no hizo más que empeorar esta visión: la primera respuesta de la presidenta fue enviar una carta por Facebook en la que hacía todo tipo de especulaciones y en dónde abonaba la teoría del suicidio del fiscal por falta de argumentos para sostener su denuncia.  Días después, en otra carta enviada por las redes sociales, dijo, sin mostrar pruebas, todo lo contrario: ahora, para ella es un asesinato. Según recientes encuestas,  el 70 por ciento de los argentinos reprueban la manera en que se expresó la mandataria.

Frente a tal escenario, es fácil concluir que el pais se encuentra nuevamente en crisis. Más allá del estado de la economía, se trata de una crisis de Justicia, porque aun hoy vemos las consecuencias de un atentado cuya investigación está congelada desde hace más de 20 años. Sea lo que diga la justicia sobre la muerte de Nisman, los argentinos no le va a creer. Se trata de una crisis política, en donde la inconsistencia y pérdida de credibilidad del Gobierno profundiza la brecha entre seguidores y opositores. Pero más que nada, nos encontramos frente a una crisis institucional, en donde un Poder ejecutivo impune y un poder judicial lejos de ser independiente son tan poco confiables que hasta las teorías conspirativas más alocadas se vuelven válidas.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s